EnglishEnglish

Publications

En los países del Sur global, descrecimiento equitativo

June 18, 2January8
A lo largo de varios siglos, los países del Sur global, entre ellos México, han sido colonizados implacablemente por Occidente, por sus ideologías de progreso y desarrollo, culto a la ciencia y la tecnología, conceptos de riqueza y pobreza, de crecimiento perpetuo, y sobre todo por esa pareja infernal: los conceptos de escasez/abundancia. Han adoptado la religión de la economía que transforma la abundancia natural en escasez por medio de la creación artificial de las necesidades, a través de la apropiación de la Naturaleza y su mercantilización. Han aprendido a envenenar sus suelos, ríos, lagos y mares; a contaminar sus atmósferas, sus alimentos y sus mentes; a despreciar su diversidad biológica, sus culturas milenarias, sus comunidades, pueblos y barrios; a mercantilizar todo, incluyendo a la Naturaleza, sus personas y sus dependientes. Han fomentado la opulencia, el despilfarro, la desigualdad, la militarización, la productividad, la competitividad y los grandes consumos de agua, gas, gasolina, metales, maderas, plásticos, tierras. Han adoptado las certidumbres y el imaginario de los países del Norte. Han abandonado su diferenciación cultural. Por su parte, los países del Norte global han visto aumentar a lo largo de más de seis décadas su nivel material de vida, acompañada de una baja indiscutible en la felicidad real debido a la degradación efectiva de sus datos humanos fundamentales. Han visto crecer rápidamente las depresiones, las angustias, el stress, los trastornos alimentarios, las sociopatías, el suicidio, las patologías mentales, la toxicomanía (drogas, alcohol, juegos de azar y de dinero,), la violencia ambiental (explotación económica, agresión publicitaria, diversiones alienantes, contaminación visual y sonora), la violencia física y psicológica, intrafamiliar, escolar- sus escuelas se han convertido en los lugares más violentos y agresivos. Han sufrido el aumento radical en la angustia del desempleo, la vigilancia policial y el voyerismo, la duración del trabajo, el consumo de productos químicos, Han padecido la explosión del consumismo, el productivismo, la xenofobia, el pensamiento autoritario, los integrismos sectarios, religiosos, políticos y económicos. El crecimiento económico les ha traído la desorientación, la perdida de referentes y el colapso físico y mental de la persona humana. El desarrollo de los países del Norte Global se ha logrado y se sostiene por el saqueo de los bienes comunes de los países del Sur global: extractivismo, esclavitud disfrazada de empleo y devastación de las culturas vernáculas. En los países del Sur y del Norte, es imperativo salir de la religión de la economía y del culto a la ciencia y la tecnología: es mundial el desquiciamiento climático, ecológico, cultural, social, institucional, político, simbólico, creado por el crecimiento. Las escuelas, los medios y las nuevas tecnologías destruyen igualmente las mentes de los pueblos y las naciones. La descolonización del imaginario social es una tarea obligada en todas las comunidades del mundo. Las alianzas internacionales son indudablemente necesarias para hacer frente a esta guerra global de los ricos y poderosos contra la gran mayoría de la población: tenemos amenazas comunes que no se pueden afrontar sólo a nivel local o nacional. La acción global es urgente. No obstante, el rechazo al crecimiento y la búsqueda del Buen Vivir requieren de modos, formas, maneras, acciones diferentes en cada comunidad, municipio, ciudad, estado o país, de acuerdo a sus matrices agua-suelo- clima, culturas, historias, geografías, sociologías, economías y situación geopolítica. Las alianzas locales y las alianzas internacionales se refuerzan mutuamente. La decroissance nace en Francia en 2003 y en pocos años le siguen en otros países europeos el degrowth, la decrescita, el decrecimiento, el postwachstum. El descrecimiento equitativo- que implica la reducción de las ambiciones económicas (codicia) y los grandes consumos individuales y colectivos-, nace en México en 2007. Estos movimientos son hijos del ecologismo y de pensadores de la periferia de Occidente, como Thoreau, Tolstoi, Gandhi, Polanyi, Khor, Ellul, Illich, Gorz, Goodman, Georgescu Roegen, Bookchin, Castoriadis, entre otros. Nacen del fracaso del desarrollo en el Sur y la desorientación creada en el Norte por la sociedad de consumo y sus bases imaginarias, el progreso, la ciencia y la tecnología. Tienen una doble filiación: nacen por un lado de la toma de conciencia del colapso ecológico y climático y por otro lado de la crítica a la tecnología y el desarrollo. Con mala fe e ignorancia se dice que los países del Sur global necesitan todavía desarrollo y crecimiento económico para resolver sus problemas, que el descrecimiento implica crecimiento negativo o recesión. Nada más falso. El descrecimiento equitativo en los países del Sur global entraña el rechazo a las ideologías de Occidente: sus conceptos de escasez y riqueza, sus mitos sobre la ciencia y la tecnología, el progreso y el desarrollo sea neoliberal, ultraliberal o “socialista”, “participativo”, “endógeno” o “popular y solidario” Estos países no tienen por qué industrializarse, construir infraestructura, tecnificarse, mejorar su productividad o su competitividad ¿No han sido las escuelas, el agua entubada, los medios, las nuevas tecnologías, el imperialismo de la colonización, el desarrollo, la globalización, y el crecimiento mismo, los que han creado la dependencia, la miseria y el colapso ecológico, social, económico y político de los países del Sur global? Estos países necesitan salir de la era industrial para acceder directamente a la era post industrial. Su florecimiento depende más de la ruptura cultural que de la económica frente a los países del Norte. Necesitan diferenciarse realmente de los países del Norte Global. Miguel Valencia Mulkay En el marco de las actividades preparatorias de la 2018 North South Conference on Degrowth-Descrecimiento, Mexico City http://degrowth.descrecimiento.org/
Read more

La radiación que emiten los teléfonos celulares, ¿es segura?

May 17, 2January8
La vida surge hace unos 3 500 millones de años, en presencia e interacción de la energía radiante del sol y, los campos eléctricos y magnéticos de muy baja intensidad de la Tierra. Estos campos magnéticos terrestres, han permitido la orientación y la navegación de diversos tipos de organismos, como los de algunas especies de bacterias, termitas, peces, abejas, aves y ballenas. Se ha observado que los Electroencefalogramas (EEG), de los gatos, perros, delfines, reptiles y de los humanos, entre otros, coinciden con las bandas de respuesta al estímulo eléctrico. Lo que muestra una interacción evolutiva de adaptación a la Resonancia Shumann, que es un campo magnético débil, entre la superficie de la Tierra y la ionósfera y, cuyos rangos de frecuencia o ciclos por segundo en Hz o hercios coinciden perfectamente, lo que posibilita la absorción de estas frecuencias con el cerebro de estos organismos. Con el advenimiento inicial de la energía eléctrica y posteriormente de la electrónica, se han generado, un sin número de diferentes tipos de campos electromagnéticos (CEM) artificiales, con propiedades diferentes a los de origen natural, muy bioactivos y emitiéndose con elevados niveles de intensidad. Estas radiaciones de origen tecnológico, siguen aumentando de forma exponencial, sobre todo con las innovaciones electrónicas. La contaminación electromagnética no ionizante de origen tecnológico, es especialmente perniciosa porque escapa a la percepción de los sentidos humanos, circunstancia que tiende a fomentar una actitud bastante inconsciente en relación a la protección personal. La magnitud de esta contaminación es tal que, literalmente, NO HAY LUGAR DONDE ESCONDERSE. Además, dado el tiempo relativamente corto, durante el cual los seres vivos se han visto expuestos a ella, NO HAY NINGUNA INMUNIDAD EVOLUTIVA NI: contra los efectos nocivos que directamente pudiera tener sobre los organismos vivos ni, contra las posibles interferencias con los procesos electromagnéticos naturales, de los que dependen las funciones de los organismos vivos, como es el caso de las ballenas que pierden la línea geomagnética terrestre de navegación, por las maniobras militares con radares y sonares, muriendo encalladas en las playas. Los CEM artificiales de Frecuencia Extremadamente Baja (FEB), de 30 Hz a 300 Hz, se producen por los cables de alta tensión, los trenes eléctricos, como el metro y por los equipos electrodomésticos y electrónicos, entre otros. Los CEM de Radio Frecuencia y Microondas (RF/MO) de 300 MHz (MegaHerz) a 3 GHz (GigaHertz), son emitidos por los hornos de microondas, teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos “fijos”, WiFi, computadoras de escritorio y portátiles, las tabletas y radares. Los efectos de los CEM de origen tecnológico sobre los seres vivos son de tipo térmico y no térmico, siendo estos últimos los más preocupantes, y esto es así, ya que sólo los seres vivos responden a este tipo de energía radiante, siendo alterados en diferentes funciones principalmente las del cerebro. Aún sin elevación de la temperatura se han demostrado ampliamente, daños adversos a la salud en múltiples estudios de tipo epidemiológico, en animales de laboratorio, en cultivo de tejidos humanos y de animales, así como en estudios genéticos. Existe una fuerte correlación entre el financiamiento de la investigación y los resultados, como encontró en 2006 la Universidad de Berna, Suiza, en relación a la RF/MO y los teléfonos móviles. Con fondos públicos se encuentra un 80% de efectos nocivos en el organismo, mientras que con fondos privados sólo encuentran un 33% de daños en el organismo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2002, estableció que las FEB, son un posible cancerígeno para humanos. En 2012, en una revisión sobre la leucemia infantil, M. Kundi, llegó a la conclusión de que estas radiaciones electromagnéticas deben ser clasificadas como cancerígeno humano definitivo. Para 2011 la OMS clasifica a la RF/MO, a la que operan los teléfonos celulares como posible cancerígeno y, en 2012 de acuerdo a una amplia revisión de L. Hardell y M. Carberg, porponen, de acuerdo a las normas establecidas por la OMS, que la RF/MO son cancerígeno humano definitivo. Una nueva patología generada por la exposición a los CEM artificiales, es la Electrohipersensibilidad (EHS) que presenta principalmente síntomas neurológicos, además de síntomas respiratorios, musculo esqueléticos, cardiovasculares, gastrointestinales y dermatológicos entre otros. La OMS ha delegado históricamente el establecimiento de la normatividad respecto a los CEM de origen tecnológico, en la Comisión Internacional para la Protección de las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP), reglamentación que no protege a la población, puesto que únicamente toma en cuenta los efectos térmicos inmediatos e ignora los efectos no térmicos, como la EHS y el cáncer, entre otros daños. El biofísico M. Repacholi fue de 1996-2006 el líder del Proyecto de CEM de la OMS. Estableció inmediatamente una estrecha colaboración entre la OMS y la ICNIRP (siendo director de ambas organizaciones), invitando a las industrias eléctricas, de telecomunicaciones, de nergía y militares a las reuniones. Organizó gran parte del proyecto CEM de la OMS financiado por las actividades lobísticas de las organizaciones de la industria de las telecomunicaciones. Repacholi contrató a Emilie van Deventer para este proyecto en el año 2000 y es la actual directora del mismo. Ella ha sido miembro mucho tiempo de la organización dominada por la industria, el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) de USA. El IEEE es la federación de ingenieros más poderosa del mundo, sus miembros son o han sido empleados en empresas u organizaciones, como las compañías eléctricas, las empresas de telecomunicaciones y la industria militar. El IEEE ha priorizado los esfuerzos de los lobbies durante décadas especialmente dirigidos a la OMS. Van Deventer es ingeniera eléctrica. No tiene conocimientos previos en medicina, epidemiología o biología, por lo que es sorprendente que haya sido seleccionada para una posición tan importante en la OMS. DEVASTACIÓN SOCIOAMBIENTAL La irrupción de la comunicación social a nivel mundial es preocupante, ya que parece que solamente se puede comunicar la gente por estos medios electrónicos. Hay aislamiento, discriminación si no tienes teléfono inteligente, adicción, tecnoestrés, una verdadera incomunicación, contrariamente a lo promovido por la industria y por ejemplo, los adolescentes asiduos usuarios de este medio de comunicación son menos felices, además de tener depresión de acuerdo a diferentes estudios. En cuanto a los componentes de los teléfonos móviles, pueden tener hasta 80 elementos químicos, 200 minerales y más de 300 aleaciones, además de un 50% de plásticos. En muchos países del Sur, hay extractivismo de los minerales, despojo y devastación ambiental, así como un sin número de conflictos sociales y movimientos de resistencia. Las tierras raras, importantes elementos químicos de los dispositivos electrónicos, que se producen en la laguna Baotuo de Mongolia Interior, una tonelada de tierras raras produce 2 000 toneladas de residuos tóxicos, con el elemento químico Torio radiactivo. Dicha laguna tiene 10 millones de toneladas de lodos residuales. La contribución de las tecnologías de la comunicación (TIC´s) a la huella global total de carbono, se espera que crezca de aproximadamente del 1% en 2007 a 3.5% en 2020 y hasta 14% en 2040. En este caso, se consideran todos los dispositivos como PC, computadoras portátiles, monitores, teléfonos inteligentes y tabletas e infraestructura como centros de datos y redes de comunicación. Esto corresponde a la mitad del impacto de carbono de toda la industria del transporte. El iPhone promedio usa más energía que un refrigerador mediano. Aproximadamente 361 kWh si se suman conexiones inalámbricas, uso de datos y carga de la batería para el móvil y, aproximadamente 322 kWh por año para el refrigerador mediano. Cada vez hay teléfonos más grandes y más contaminantes: las grandes pantallas de las últimas generaciones emiten casi un 60% más de gases de efecto invernadero. Cada nueva generación de teléfonos contamina más en su producción y consume más energía eléctrica. El proceso de ensamblado de los teléfonos celulares Samsung en Vietnam, con 411 000 trabajadores, donde el 80% son mujeres jóvenes es extenuante. Ensamblan 2 000 celulares al día por persona, tienen condiciones de trabajo agotadoras, con turnos matutinos y vespertinos, de pié durante todo el turno de 9 a 12 hs que puede inducir a insuficiencia venosa crónica, parto prematuro, aborto espontáneo y trastornos musculo esqueléticos. Hay control del tiempo con “tarjetas de aseo” para poder ir al baño y maximizar el tiempo en la línea de producción. Están expuestos a altos niveles de ruido, a CEM y sustancias químicas tóxicas. Tienen desmayos y mareos en el trabajo, daños a la vista, hemorragias nasales, dolores en el estómago, los huesos y las articulaciones. La innovación tecnológica y la obsolescencia programada, generan rápidamente toneladas de basura electrónica, en 2016 se produjeron 44.7 millones de toneladas métricas y se espera que para 2021 sean 52.2. Solo se recicla el 20% de la basura electrónica a nivel mundial y de los teléfonos móviles menos del 1%, contaminando el medio ambiente en vertederos o rellenos sanitarios. Lo reciclado representa un negocio de metales y plásticos de 55 millones de euros. Los países recicladores están en China, Ghana y México entre otros. En muchos casos el reciclado se realiza en condiciones completamente inadecuadas e insalubres, quemando los plásticos para recuperar los metales. El humo del plástico quemado es sumamente tóxico, pues contiene dioxinas y/o furanos que son contaminantes orgánicos persistentes y cancerígenos, que tardan muchos años en degradarse. Tecnología inalámbrica 5G-IoT Se tiene proyectada la introducción para el 2020, la última generación de celulares, la red del 5G, que sera la base del Internet de las cosas IoT, por sus siglas en inglés. Esta tecnología usa microondas pulsantes de tamaño milimét
Read more

Semana por el descrecimiento

May November, 2January8
Read more

Una estafa, las energías renovables

May July, 2January8

Los datos presentados por Edgar Ocampo, en su conferencia del 21 de marzo en la PAOT, sobre las energías renovables y el consumo de gas y el petróleo, ratifican lo que hemos advertido desde hace muchos años en Ecomunidades: las energías renovables que impulsan los gobiernos y la mayor parte de los investigadores de las grandes universidades- las solares y eólicas y otras energías renovables industrializadas-, solamente sirven para frenar la introducción de los cambios que se necesitan en los asuntos de la electricidad y las gasolinas y para elevar los riesgos de shock o conmoción económica y política mundial. No sirven para lo que se dice que sirven: para realizar una transición hacia el consumo de una energía limpia y sustentable. Las energías renovables no pueden reemplazar el consumo de gas y petróleo, sirven principalmente para prolongar la existencia de este consumo deletéreo. Además, hoy sirven de apoyo a un nuevo Poder Factico (Lobby), integrado por políticos, empresarios e investigadores de poca solvencia moral.

El fracaso de las enormes inversiones de Alemania, de muchos años, para depender menos de la electricidad producida por combustibles fósiles- sólo el 13% de su consumo energético proviene de renovables-, y la relación de sus excesivos daños socioambientales, así como su gran dependencia de los combustibles fósiles, ratifican la poca solidez, la estafa energética que representa la descomunal inversión en las solares, las eólicas y demás energías renovables industrializadas. Este fracaso se debe tanto a las grandes limitaciones inherentes a las renovables como a la gran dificultad que tiene el sistema político y económico, de abandonar el fundamento de su existencia: el crecimiento en el consumo de gasolinas y electricidad. Las energías renovables vienen a apuntalar la vigencia de este aberrante crecimiento.

Se sacrifican selvas, bosques, mares, territorios, culturas, comunidades, países, economías, gobiernos, así como millones de animales, cientos de miles de personas cada año, con tal de mantener bajo el precio del gas y el petróleo. El sistema político y económico es tan adicto al gas y el petróleo que debe provocar convulsiones políticas y económicas, guerras, genocidios y ecocidios, con tal para sostener el desfalleciente crecimiento económico mundial. Con sus investigaciones, Edgar Ocampo confirma nuevamente lo que hemos dicho por varios años: la extracción de gas y petróleo no convencional, por medio del fracking o en aguas profundas, en mares protegidos, o de arenas bituminosas, productos agrícolas (agro- combustibles) y la expansión de la generación de energía producida por energías renovables, son una clara señal del agotamiento del gas y el petróleo de bajo costo o convencional y de la entrada en la era del alto riesgo energético, político, económico, social, climático y ecológico . Es la hora de pensar en lo impensable.

Colapsa la era de la gasolina y la electricidad baratas. Se rompen miles de récords de temperatura en el mundo; colapsa el clima de la Tierra. Crece la rebelión mundial contra la extracción de gas y petróleo obtenido por medio del fracking, se multiplican las protestas contra las eólicas y las solares, los oleoductos y la perforación en aguas profundas. Se radicaliza la protesta mundial, por el fracaso del Acuerdo Climático de Paris.

El crecimiento desquiciado en el consumo mundial de gasolina y electricidad crea las condiciones para que las catástrofes humanitarias se multipliquen, para que el malvivir sea universal e insoportable. La transición energética serena, no catastrófica, y la mitigación del desastre climático únicamente puede lograrse por medio de la Reducción Radical del Consumo de Gasolinas y Electricidad; sólo puede conseguirse por medio del descrecimiento en materia de consumo de gas y petróleo. Es necesario revisar las actividades industriales que más desperdician el gas y el petróleo.

Una estafa, las energías renovables

En el marco de las actividades preparatorias de la 2018 North South Conference on Degrowth-Descrecimiento, Mexico City http://degrowth.descrecimiento.org En el marco de la organización de la sesión especial sobre asuntos energéticos de esta Conferencia.

Read more

Obligada, la descolonización del imaginario social

May July, 2January8

La sociedad moderna, industrializada, muestra un profundo desprecio por los mares, los lagos, los ríos; por la vida silvestre, los árboles, los animales y los paisajes; por los indígenas, los campesinos y los obreros; por los migrantes, los discapacitados, las mujeres, los niños y los ancianos; por la Ley, las comunidades, las culturas, la filosofía, la historia, la ciencia no académica, los derechos humanos y muchas cosas más. Este comportamiento suicida, destructivo, desquiciado, está relacionado con la creencia en el Progreso y el Desarrollo; con el avance en la industrialización, la vigencia de la economía clásica y neoclásica, la sacralización de la propiedad privada, la difusión del culto a la ciencia y la tecnología, entre otros aspectos. Tiene larga historia: es consecuencia de ideas, filosofías, creencias, prácticas que aparecieron en Europa hace algunos siglos, que en el último siglo se han propagado intensamente por todos los países, (la occidentalización del mundo), y que ahora colonizan las mentes de la mayor parte de los seres humanos.

Jean Paul Besset advierte "La humanidad entera comulga con la misma creencia. Los ricos la celebran, los pobres aspiran a conseguirla. Un solo dios, el Progreso, un dogma único, la economía política, un solo edén, la opulencia, un solo rito, el consumo, una plegaria única: Nuestro crecimiento que estás en los cielos… En todas partes, la religión del exceso venera a los mismos santos- desarrollo, tecnología, mercancía, velocidad, frenesí – persigue a los mismos herejes- los que están fuera de la lógica del rendimiento y de la productividad- dispensa una misma moral- tener, nunca es suficiente, abusar, nunca es demasiado, desechar sin moderación, después recomenzar, de nuevo y siempre lo mismo. Un espectro los persigue en sus noches: la caída del consumo. Una pesadilla les obsesiona: los sobresaltos del Producto Interno Bruto."

Por su parte, Ingmar Granstedt escribe "Ahora se han vuelo valores positivos y primordiales la agresividad y el cinismo "golpeador”, la seducción manipuladora, la capacidad de osar dar golpes cada día más bajos, la indiferencia frente al sufrimiento de los demás, cercanos y lejanos, sin mencionar la complacencia del consumidor irresponsable”. Detrás de estas ideas, "valores”, ilusiones y certidumbres modernas se encuentra una mentalidad, un imaginario dominante que en lo esencial está colonizado por ideas económicas, economistas o economicistas; por los dogmas del crecimiento, la productividad y la competitividad. El sueño de una gran parte de los integrantes de la sociedad modernizada es el de vivir en la opulencia y el despilfarro y hacer dinero y ganar poder en el menor tiempo posible. En los países del Sur o "en vías de desarrollo”, es una aspiración general tener un modo de vida consumista, productivista, como el que se tiene en EU y en la UE. Por otra parte, la mayor parte de los ciudadanos de los países desarrollados es adicta a su destructivo modo de vida.

Cornelius Castoriadis advierte "La idea de que la única finalidad de la vida es la de producir y consumir cada día más- idea a la vez absurda y degradante- debe ser abandonada; es necesario que el imaginario capitalista de un seudo dominio seudo racional de una expansión ilimitada de la economía sea abandonado… La ecología es subversiva porque cuestiona el imaginario capitalista que domina al planeta. La creencia en que la felicidad humana depende del crecimiento de la pavimentación, la electrificación, la industrialización, la transportación y del desarrollo tecnológico es muy extendida en el mundo; la comparten la mayor parte de los políticos y académicos de los países del Sur. La filosofía de la escasez, los dogmas de los mercados y la economía política, las ambiciones desmedidas, la búsqueda del crecimiento económico infinito, están detrás de la explosión de violencia, corrupción, toxicomanía, desprecio por la ecología y otras malas costumbres de las modernas sociedades de crecimiento.

Hay una monstruosa idea del tiempo, el espacio, la vida, la muerte, en la construcción del sistema económico. Estas creencias o certidumbres organizan la vida del hombre moderno y son el fundamento de la persistencia de la devastación del clima, la ecología, las culturas indígenas, las comunidades, las ciudades, la Justicia, la Democracia, el Buen Vivir, el futuro de la humanidad. El sistema, en particular el sistema económico, suscita, estimula, impone estas creencias, "valores” o certidumbres que, a cambio, contribuyen a reforzarlo. Su muy necesaria erradicación resulta muy difícil debido a que el imaginario dominante es sistémico. Es indispensable comprender cómo adoptó la sociedad moderna estas creencias o "valores”- cómo se ha colonizado el imaginario social en los últimos siglos-, para encontrar una salida a esta situación catastrófica.

Serge Latouche reconoce tres formas principales de colonización de las mentes: la educación (la escuela), la manipulación mediática y el consumo cotidiano o modo de vida concreto. Mahid Rahnema) advierte: La escuela funciona como retrovirus VIH- SIDA: destruye las defensas inmunitarias de las personas. La publicidad opera como los traficantes de drogas: crea nuevas necesidades. La publicidad, el crédito al consumo y la obsolescencia programada son armas de destrucción masiva de las buenas costumbres: fomentan el despilfarro, la producción de basura y residuos tóxicos, la contaminación del aire, el agua y los suelos, la falta de ética de los profesionistas y el desprecio por los regalos de la Tierra. La urbanización concentracionaria, los megaproyectos, el consumo de comida industrializada, el uso del auto y el celular y la adicción por los grandes espectáculos completan la colonización del imaginario social.

Sin la descolonización del imaginario social es imposible frenar la devastación climática, ecológica y cultural, el aumento del malvivir y el colapso de la vida en la Tierra. La 2018 First North South Conference on Degrowth-Descrecimiento, Mexico City tiene como lema Descolonizar el imaginario social, proceso obligado para lograr el Descrecimiento feliz o sereno.

Miguel Valencia Mulkay

En el marco de las actividades preparatorias de la 2018 North South Conference on Degrowth-Descrecimiento, Mexico City http://degrowth.descrecimiento.org

Read more

¿Es posible el crecimiento infinito en un planeta finito?

May April, 2January8

Miguel Valencia 28 de marzo de 2018

Desde hace muchas décadas, los economistas poderosos proponen el crecimiento sin límites, infinito, permanente, como condición de la eliminación de la pobreza, la mejoría del bienestar social, el cuidado del medio ambiente, la preservación de las culturas, la mitigación del desastre climático y el buen desarrollo tecnológico y científico. Permanentemente proponen reformas, legislaciones, políticas, programas que hagan crecer el Producto Interno Bruto, el PIB de las naciones y el mundo, para acceder al “desarrollo”, la “modernidad “y el “progreso”. Desde hace muchos años impulsan las olimpiadas mundiales del crecimiento económico como solución a todos los males de la humanidad. Piensan que el crecimiento económico tiene cualidades mágicas, que produce bienestar general y hace evolucionar al ser humano: es su fetiche y el fundamento de su poder y su ingreso económico. Están en las garras de este dogma: han conseguido imponer al mundo un sistema condenado al crecimiento perpetuo que crea condiciones infernales cuando lo consigue y cuando no lo consigue. La guerra económica invade ahora todas las esferas de la vida.

Para conservar su fe y sus dogmas, estos economistas hacen todo lo posible por ocultar, negar, minimizar, los datos y los hechos que demuestran que el crecimiento económico produce lo contrario de lo que propone: el colapso de la Democracia, la Gobernabilidad, la Paz, la Ley, la Justicia, la Igualdad, la Solidaridad, la Seguridad Personal, los Derechos Humanos, la Producción, el Trabajo, el Bienestar, la Convivencia; el colapso del Campo, los Mares, la Alimentación, la Salud, la Educación, la Cultura, las Culturas, las Economías, las Autonomías, las Comunidades, las Ciudades; el colapso del colapso del Clima, la Ecología, los Ríos, los Lagos, los Humedales, los Glaciares,  los Suelos y el Agua limpios, las Especies, las Atmosferas,  entre otros. Ignoran las advertencias de 1971 y de 2001 del Reporte del grupo del MIT sobre Los Límites del Crecimiento financiado por el Club de Roma y del matemático y economista Nicholas Georgescu Roegen (La Ley de la Entropía y el Proceso Económico) Niegan que el crecimiento económico sea el creador del colapso de la vida en la Tierra, que pone a la especie humana en peligro de extinción.   

Atrapados en sus certidumbres sobre el crecimiento económico, estos economistas defienden neciamente el crecimiento por el crecimiento mismo; les importa muy poco su naturaleza o cómo se consigue: apoyan firmemente los subsidios a las tecnologías de mayor riesgo, las reformas más contrarias al bien común, los proyectos más devastadores, el ocultamiento de la información relevante sobre las tecnologías y los proyectos, la criminalización de la protesta social, el desprecio por la consulta social informada y los argumentos de los críticos. Se creen dueños de la verdad y de la única alternativa razonable, para la sociedad moderna. Son creadores del “pensamiento único” que se ha impuesto en los gobiernos, la gran empresa y gran parte de las universidades. Han conseguido que los argumentos económicos sean los únicos relevantes en la adopción de las grandes decisiones políticas, sociales, culturales, científicas, tecnológicas, climáticas y ecológicas. Han logrado que la ignorancia y las simplificaciones escandalosas dominen la esfera política y social. Han colocado en el poder al “Hombre Unidimensional” (Marcuse), al “Homo economicus”.  

Cínicos y oportunistas por naturaleza, los políticos y los empresarios poderosos apoyan ciegamente cualquier propuesta que tenga visos de aumentar el crecimiento económico, sin importar el costo climático, ecológico, cultural o social que pueda provocar. En las últimas décadas, en muchos países se ha vuelto cada vez más difícil conseguir el crecimiento económico – el crecimiento del PIB se sostiene porque aumentan los costos de los “desastres naturales” y los accidentes industriales, urbanos y domésticos creados por el crecimiento económico-, por lo que recurren a tecnologías altamente depredadoras(fracking, megaproyectos, G-5, robótica, biología sintética, nanotecnología, agrocombustibles, transgénicos, minería a tajo abierto, por ejemplo) para relanzar el crecimiento: han tenido que emplearse a fondo para impulsar reformas y legislaciones que faciliten los proyectos realizados con estas aberrantes nuevas tecnologías.

Aumenta en el mundo el riesgo de recesión, de decrecimiento, por las condiciones creadas por el mismo crecimiento económico. El agotamiento del gas y el petróleo convencional, de los minerales, los acuíferos, los suelos, las pesquerías y la devastación socio ambiental y la globalización, entre otros factores, hacen cada día más difícil el crecimiento: el odioso decrecimiento económico perturba el sueño de los economistas. La religión del crecimiento económico está amenazada por su incoherencia: ha excedido la capacidad de carga de la Tierra y choca con los límites de la finitud de la biosfera. El crecimiento es un proceso natural de los seres vivos, sin embargo, no conocemos de la existencia de un elefante de 20 metros de altura o de una abeja de 20 centímetros de largo o de un hombre de 10 metros de altura. La vida en la Tierra requiere una proporción de cada uno de sus elementos, exige límites a su crecimiento.  La propuesta economista de un crecimiento infinito en un planeta finito está basada en una visión abstracta del mundo, carece de amarre en la realidad de la Tierra: es una aberración que conduce a la multiplicación de los genocidios y los ecocidios; es un pensamiento demencial.  El crecimiento económico infinito que impulsan los gobiernos es un cáncer que destruye todo aquello que tiene trascendencia para el ser humano.                

¡Descrecimiento o colapso!

Read more

Steven M. Druker. Genes alterados, verdad adulterada.

March 27, 2January8

Steven M. Druker interpuso una demanda que obligó a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) a hacer públicos sus archivos sobre los alimentos modificados genéticamente. Fue así cómo se descubrió que la agencia había ocultado las advertencias de sus propios científicos sobre los riesgos, mentido sobre los datos y acelerado la entrada de estos alimentos en el mercado quebrantando la legislación federal.

Este libro narra la fascinante y asombrosa historia de cómo las empresas han sometido a nuestra salud y a la del medio ambiente a riesgos inaceptables y cómo garantes de la seguridad alimentaria fueron influidos políticamente e ignoraron las abundantes advertencias de sus propios científicos sobre los riesgos de estos nuevos productos y los introdujeron en las estanterías de los supermercados.

Enlace: http://www.icariaeditorial.com/libros.php?id=1694

Read more

Federico Demaria & Ashish Kothari: The Post-Development Dictionary agenda: paths to the pluriverse Published

March 22, 2January8
This article lays out both a critique of the oxymoron ‘sustainable development’, and the potential and nuances of a Post-Development agenda. We present ecological swaraj from India and Degrowth from Europe as two examples of alternatives to development. This gives a hint of the forthcoming book, provisionally titled The Post-Development Dictionary, that is meant to deepen and widen a research, dialogue and action agenda for activists, policymakers and scholars on a variety of worldviews and practices relating to our collective search for an ecologically wise and socially just world. This volume could be one base in the search for alternatives to United Nations’ 2030 Agenda for Sustainable Development, in an attempt to truly transform the world. In fact, it is an agenda towards the pluriverse: ‘a world where many worlds fit’, as the Zapatista say. More: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/01436597.2017.1350821
Read more

PUBLICATIONS LIST -- SYLVIA MARCOS

March December, 2January8

BOOKS

·        Otro mundo…otro camino, Sylvia Marcos, Planetaria, México, 2017 2017 Femeile Indigene Si Cosmoviziunea Decoloniala, Sylvia Marcos, Pluritopic, IDEA Editura, Cluj, Romania. 2014

·        Actualidad y cotidianidad: La ley Revolucionaria de Mujeres del EZLN, Sylvia Marcos, CIDECI Universidad de la Tierra, SCLC, Chiapas. 2014

·        Sentir-Pensar el Género, Xuno Lopez Intzin, Sylvia Marcos, Georgina Mendez, Carmen

·        Osorio, (eds), Pez en el Árbol/Feminismos Descoloniales, México. 2013

·        Mujeres, Indígenas, Rebeldes, Zapatistas, Sylvia Marcos, México, EON. 2012

·        Cruzando Fronteras, Sylvia Marcos, CIDECI, Universidad de la Tierra, San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 2011

·        Indigenous Voices in the Sustainability Discourse, Sylvia Marcos and Frans Wijsen (eds), Lit Verlag, Berlin. 2010

·        Women in Indigenous Religions, Sylvia Marcos (ed) , Oxford, Praeger, Santa Barbara, CA. 2010

·        Religión y Género, Volume III, Sylvia Marcos (ed), Enciclopedia Iberoamericana de Religiones, Editorial Trotta, Madrid. 2004

·        Dialogo y Diferencia: Retos Feministas a la Globalización, Sylvia Marcos y Marguerite Waller (eds), CEIICH/UNAM, México. 2008

·        Taken From the Lips: Gender and Eros in Mesoamerica, Sylvia Marcos, Brill Academic Publishers, Leiden /Boston. 2006.

·        Farklilik ve Diyalog: Feminizmler Küresellesmeye Meydan Okuyor, Sylvia Marcos and Marguerite Waller, Chiviyazilari, Istanbul. 2006.

·        Bedenler, Dinler ve Toplumsal Cinsiyet, Derleyen: Sylvia Marcos, Ütopía, Ankara. 2006 2006

·        Dialogue and Difference: Feminists Challenge Globalization, Marguerite Waller and Sylvia Marcos (eds), Palgrave, New York. 2005

·        Gender/Bodies/Religions, Sylvia Marcos (ed), IAHR-ALER Publications, México. 2000 2000

·        Chiapas: el factor religioso, Sylvia Marcos and Elio Masferrer (eds), Publicaciones Estudio Científico de las Religiones, México. 1998

·        Gender and Religions: Recent Research, Religion, Sylvia Marcos and Rosalind Hackett (co-editors), Vol. 28, No. 4, October, 1998

·        Manicomios y prisiones, Sylvia Marcos (ed), Red Ediciones (2nd printing: 1987), México. 1983

·Read more

Sistema deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio

March May, 2January8

Sistema deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio

Éric Toussaint

¿Es la deuda un sistema de control contemporáneo?

Siguiendo meticulosamente el hilo conductor de las deudas públicas, Éric Toussaint nos ofrece una nueva perspectiva de la agitada historia de las naciones y de sus numerosas interacciones, desvelando, al mismo tiempo, la lógica subyacente de esas relaciones.

Desde América Latina hasta China, pasando por Grecia, Túnez y Egipto, la deuda fue utilizada como un arma de dominación y expolio. El recurso al endeudamiento exterior y la adopción del libre comercio constituyeron, a partir del siglo xix, un factor fundamental de la puesta bajo tutela de las economías de muchos países. La Grecia de los años 2000 muestra, una vez más, cómo un país y un pueblo se ven privados de libertad bajo el pretexto del pago de una deuda ilegítima.

Pero esa dictadura de la deuda no es ineluctable. Durante dos siglos, varios Estados anularon sus deudas con éxito. El autor analiza los repudios realizados en México, Estados Unidos, Cuba, Costa Rica y la Rusia soviética; e ilumina y actualiza la doctrina de la deuda odiosa.

Este relato apabullante nos da las claves indispensables para comprender la mecánica implacable de la deuda y la evolución del mundo capitalista durante los dos últimos siglos.

 

 http://www.icariaeditorial.com/libros.php?id=1690

Read more

The International Society for Ecological Economics

February 28, 2January8

 

Read more:

http://www.isecoeco.org/first-north-south-conference-on-degrowth-call-for-papers/

Read more

Bibliografía breve sobre la Decroissance, febrero de 2018 1. Le Pari de la Decroissance- Serge Latouche-Fayard 2006 2. L’Invention de l’economie-Ser

February 27, 2January8

1. Le Pari de la Decroissance- Serge Latouche-Fayard 2006

2. L’Invention de l’economie-Serge Latouche – Albin Michel 2005

3. La Megamachine(actualisee)- Serge Latouche- La Decouverte- MAUSS, 2005

4. Survivre au development- Serge Latouche-Mille et une nuits, 2004

5. Decolonizer l’imaginaire- Serge Latouche- Parangon, 2003

6. Justice sans limites- Serge Latouche- Fayard, 2003

7. La Deraison de la raison economique- Serge Latouche – Albin Michel 2001

8. Decroissance ou Barbarie- Paul Aries, Golias, 2005

9. Croissance: l’impossible necessaire- Jean Aubin, Planete Bleu, Le Theil, 2003

10. Comment ne plus etre progressiste… sans devenir reaccionaire- Jean Paul Besset-Fayard, 2005

11. Decrescendo cantabile. Petit Manuel pour une decroissance harmonique, Parangon, Paris,2005

12. Mauro Bonaiuti- La teoría bioeconomica. “La nuova economía” – Bollati Borighieri, 2003

13. Murray Bookchin, Pour un municipalisme libertaire, Atelier, 2003

14. Cornelius Castoriadis- Un societé a la derive, Seuil, Paris 2005

15. Defaire la development, refaire le monde, Parangon, Paris 2002.

16. Paul Dumouchel et Jean Pierre Dupuy, L’Enfer des choses. Rene Girard et la logique de l’economie, Seuil, Paris 1979

17. Jaques Ellul, Le Bluff Technologique, Hachette Litteratures, Paris, 1998

18. André Gorz, Capitalisme,socilisme, ecologie. Desorientations, orientations, Gallilee, Paris 1991

19. Ivan Illich Ouvres completes, Fayard, Paris, 2004-2005

20. Serge Mongeau, La Simplicité volontaire, plus que jamais, Ecosociete, Montreal, 1998

21. Lewis Mumford, Technique et civilization, Seuil, Paris, 1970

22. Mauricio Pallante, La decrescita felice. La qualitá della vita non depende dal PIL, Rome,2005

23. Silvia Perez-Vitoria, Les paysans sont de retour, Acres Sud, Arles, 2005

24. Majid Rahnema, Quand la misere chasse la pauvrete, Fayard, Actes, Sud, Paris/Arles, 2003

25. Jean Luc Porquet, Jaques Ellul. L’Homme qui avait presque tout prevu, La Cherche Midi, Paris 2003.

26. Gilbert Rist. Le Development. Histoire d’une croyance occidental. Presses de Sciences-Po, Paris, 1996

27. The Development Dictionary,  A Guide to knowledge as power. Wolfang Sachs, Zed Books, London, 1992

28. Paul Virilio, L’Espace critique, Essai sur l’urbanisme et les nouvelles technologies, Bougois, Paris, 1984

29. Patrick Viveret- Reconsiderer la richesse, Editions de l’Aube, 2003

30. Journal La Decroissance  1er Journal de ecologie politique, Lyon bimestral.

31. Moins, Suisse Romande, Journal Romand d’ecologie politique.

Read more

La justicia robada Corrupción, codicia y bien público en el mundo hispánico (siglos XVII-XX)

February 23, 2January8

La justicia robada

 Corrupción, codicia y bien público en el mundo hispánico (siglos XVII-XX) 
Alexandre Coello de la Rosa (ed.)
Martín Rodrigo y Alharilla (ed.) 

Desde hace algunos años la corrupción ha sido un tema recurrente en los estudios de historia política en América Latina y Europa. Este libro pretende contribuir al debate sobre la corrupción entendida como una práctica generalizada por los espacios de poder entre las sociedades coloniales, las burocracias y la Corona española. Podría definirse, a grandes rasgos, como la violación de las normas establecidas por los funcionarios o actores sociales encargados de vigilar, gestionar o administrar los recursos públicos, con fines propios o de grupo. De acuerdo con la propuesta de Horst Pietschmann (1989), el problema de la corrupción actual no puede entenderse sino a partir de una larga tradición de corrupción del poder público, sustentada por unas regulaciones institucionales insuficientes. Asimismo no podemos olvidar el trasfondo cultural que a lo largo de los siglos fue conformando determinados comportamientos corruptos mediante concepciones y valores propios.

Read more

Austerity and degrowth – dealing with the economic crisis and the ecological crisis together

February 23, 2January8

This article arises from increasing frustration and irritation about the way that the debate about Greece, and in general about austerity, is framed. My frustration is not only with the policy thugs who are implementing austerity, but also, to a degree, with their critics – which includes the failure of most of the critics of growth to actually get involved in this controversy and argue their own point of view. There have been attempts, for example by Nicola Hinton of the Post Growth Institute. It seems like a tough one to argue for degrowth in the context of the Greek crisis and as an alternative to austerity – but then all the more reason to try. Otherwise a movement for degrowth will never get out of the university lecture rooms into the real world. It will never become a guide or a narrative for the future of society to be realised in practical and popular politics.

Read More:

http://www.resilience.org/stories/2015-08-13/austerity-and-degrowth-dealing-with-the-economic-crisis-and-the-ecological-crisis-together/

Read more

15,000 scientists warn that the Earth can not harbor human life if we do not take immediate action

February 23, 2January8

A finales de 1992, 1.700 científicos firmaron una carta titulada Aviso a la humanidad en la que alertaban de que estamos llevando la naturaleza a unos límites que pronto serían irrecuperables. Han pasado 25 años y ya no son 1.700 los que nos avisan de que vamos rumbo al apocalipsis. Son 15.365.

 

La lista de plagas de las que alerta esta nueva carta tienen poco de bíblicas. Se trata de problemas muy reales que no han hecho más que empeorar en los 25 años que han pasado desde la publicación de la primera misiva. Deforestación, extinción masiva de especies animales y vegetales, contaminación del agua, daño a la capa de ozono, pérdida de suelo fértil y de recursos pesqueros por la sobreexplotación, calentamiento global...

Read more:

http://es.gizmodo.com/15-000-cientificos-alertan-de-que-la-tierra-no-podra-al-1820439956

Read more

Salidas del laberinto capitalista: Alberto Acosta, Ulrich Brand

January 23, 2January8

¿Cómo luchar contra el capitalismo depredador desde el Sur y desde el Norte?

«Decrecimiento y postextractivismo son dos conceptos contemporáneos asociados al campo contestatario, de carácter multidimensional, que comparten diferentes rasgos o elementos críticos: por ejemplo, ambos aportan un diagnóstico crítico sobre el capitalismo actual, no solo en términos de crisis económica y cultural, sino también en términos más globales, entendida ésta como «una crisis socioecológica de alcance civilizatorio». Ambos realizan una crítica a los límites ecológicos del planeta y enfatizan la insustentabilidad de los modelos de consumo imperial, difundidos a nivel global, tanto en el Norte como en el Sur. Por último, son nociones que constituyen el punto de partida para pensar nuevos horizontes de cambio y alternativas civilizatorias, basadas en otra racionalidad ambiental, diferente de la racionalidad economicista, que impulsa el proceso de mercantilización de la vida, en sus diferentes aspectos.

En este libro, dos reconocidos intelectuales críticos como Alberto Acosta y Ulrich Brand nos invitan a explorar estos dos conceptos, los cuales, pese a sus afinidades electivas, poseen orígenes políticos y geográficos diferentes; el de decrecimiento nació en Europa y tiene raíces más académicas, aun si en la actualidad es retomado y recreado por diferentes organizaciones sociales contestatarias; el postextractivismo es latinoamericano, y nació al calor de las luchas contra el extractivismo de los últimos veinte años, paradójicamente durante el ciclo progresista.»

 

http://www.icariaeditorial.com/libros.php?id=1656

Read more
Acceso rápidos